Al rendir cuentas ante el pueblo de Ciudad Juárez, el titular del Ejecutivo consideró el riesgo de que en la renovación de la gubernatura, se le abra la puerta de la cárcel a los corruptos

En su ejercicio de rendición de cuentas al pueblo de Ciudad Juárez, el gobernador Javier Corral consideró que sería una enorme pérdida que vuelva la corrupción en la próxima renovación de la gubernatura.

Desde la Unidad Administrativa José María Morelos y Pavón (Pueblito Mexicano) el mandatario estatal llamó a los fronterizos a no dejarse engañar por quienes así lo intentan, mintiendo una y otra vez con técnicas de post-verdad.

“Esa herramienta de comunicación mediante la cual se mezclan mentira, exageraciones, basura y silencios, para buscar e infundir desorientación, confusión sembrar dudas e incertidumbre”, expresó en mensaje transmitido por las distintas plataformas digitales de Gobierno del Estado.

Lamentó que hoy se pueda ver con qué facilidad varios de los que reclamaban el ambiente sofocante del gobierno corrupto y corruptor que se padeció hace apenas 5 años atrás, hoy justifiquen la corrupción con tal de vencer al populismo de la Cuarta Transformación.

“Considero equivocada la estrategia, porque solo lo refuerza, lo revitaliza y en el caso de vencerlo, se quedan de nuevo con la corrupción que lo engendrará en otra persona o circunstancia”, afirmó.

Durante la ceremonia, Javier Corral honró la memoria del empresario Arnoldo Cabada de la O., fallecido recientemente, por quien pidió a los asistentes un minuto de silencio, al igual que por las personas que han sido víctimas de la pandemia de COVID-19.

El titular del Ejecutivo señaló que sería enorme pérdida que en la renovación de gubernatura, se tuviera un retroceso y vuelva la corrupción que le abra la puerta de la cárcel a los corruptos y vuelva el tonel sin fondo de dinero para los medios de comunicación.

“Que vuelva la compra de actores políticos, que se vuelva a borrar la división de poderes; un poder judicial sometido, con un Congreso silenciado, que volvamos a la opacidad, a la simulación de servidores públicos con base en el dinero, en la publicidad y no en los hechos y en las obras que producen”, advirtió.

Javier Corral agregó que en esto radica precisamente el objetivo, de construir una ciudadanía responsable ante la sociedad y ante sí misma, que defienda los valores éticos, la honestidad y la verdad las libertades.

A las oficinas gubernamentales del Estado en Ciudad Juárez, acudieron la diputada presidenta del Congreso del Estado, Blanca Gámez; el magistrado Roberto Siqueiros, en representación del Tribunal Superior de Justicia del Estado y el Administrador de Ciudad Juárez, Víctor Manuel Ortega, en representación del alcalde Armando Cabada.

El titular del Ejecutivo estatal dijo sentirse satisfecho de concluir su mandato y del legado que con esmero, congruencia y dignidad construyó de la mano de los chihuahuenses.

“Hemos dado testimonio en este difícil tiempo que nos tocó gobernar, que es posible regresar el sentido de dignidad a la política y construir un gobierno con enorme propósito de servicio, que lejos de arredrarse ante la adversidad”, expresó.

Bajo esta premisa, indicó que mantuvo su convicción insistente de hacer justicia para Ciudad Juárez, sobre la cual sigue pendiendo una enorme deuda del Gobierno Federal y de los gobiernos estatales.

“Nuestra administración ha podido atenuar algunos déficits de larga data, porque destinamos más de la mitad de toda nuestra inversión a Ciudad Juárez, lo que no había sucedido en décadas”, agregó.

Recordó que una cultura centralista atenazada y la inercia burocrática, así como los sectores económicos y sociales más organizados y articulados, en una visión de identidad de su ciudad capital, han sabido influir para orientar y retener recursos, obras y beneficios.

No obstante, consideró que los juarenses también tienen derecho a ello, a que luzca ordenada y tenga la infraestructura necesaria.

“El problema es que sobre la visión de futuro, los juarenses peleamos entre juarenses y en el inmediatismo de los intereses propios, dejamos que algunos empresarios oportunistas, algunos extorsionadores de medios de comunicación, otros corruptos y vividores de la política, nos diluyan el interés colectivo y siempre nos retrasen el futuro con porvenir”, explicó.

Por lo tanto, llamó a los liderazgos juarenses a organizarse, al no aceptar de la próxima administración ni un peso menos de lo que en los 5 años de su mandato se habrá invertido.

“Todo el que venga a decirles que quiere mucho a Juárez, que le ponga números a su amor”, precisó Corral.

Resaltó de su gobierno, su carácter humanista, democrático, abierto, plural, respetuoso de las libertades y los derechos de todos los chihuahuenses sin distinción de sexo, etnia, clase social, orientación sexual, política o religiosa.

“Un gobierno respetuoso de la ley, enemigo de la corrupción y la impunidad, en ese legado está nuestro compromiso inquebrantable con el estado de derecho y con el combate a la corrupción, sin miramiento alguno”, finalizó.–