Durante su visita a Cuauhtémoc, la precandidata a la gubernatura por Acción Nacional, Maru Campos, sostuvo una entrevista con Israel Beltrán en la cual pudo hablarle a la militancia de la región, pero también, aclarar una serie de puntos sobre las falsas acusaciones en su contra, y reiteró que la ley se aplicará a César Duarte y a quien sea que haya cometido algún ilícito.

El tema surgió después de que Francisco Javier González preguntara durante el programa a la panista sobre cómo sería su accionar legal en caso de que llegara a la gubernatura y César Duarte regresara a Chihuahua.

“He sido una persona que ha combatido la corrupción no persiguiendo gente, si no haciendo lo que se debió haber hecho. Maru es una persona apegada a la legalidad, apegada al derecho y lo he demostrado en mi tránsito por el servicio público y por la función legislativa. Los hechos hablan por una servidora” mencionó la panista.

En la conversación, Campos Galván fue muy enfática en la importancia de no generar distinciones cuando se trata de justicia, mencionando que ha habido funcionarios panistas de primer nivel dentro del Gobierno Municipal de Chihuahua a los cuales se les ha pedido su renuncia inmediata debido a que se les han descubierto situaciones de carácter penal y civil, estando ya notificados, y dichas denuncias en manos de la Fiscalía General del Estado.

“Son panistas y son panistas de arraigo y son panistas que hoy en día pudiese decir que conocen a Doña Luz que tiene 100 votos en el PAN y que los voy a perder porque los corrí de su chamba por tales acciones, pero los corrí, porque primero era que prevaleciera la legalidad, transparencia, honestidad y los recursos de la gente en el Municipio de Chihuahua, antes de pensar en el costo político que pudiese tener para una servidora” reiteró Maru.

Asimismo, la precandidata recordó cuando era Delegada de Liconsa y denunció el accionar de una empresa en la zona de Rubio – Cuauhtémoc, la cual media de forma errónea la proteína y la grasa de la leche con el fin de pagar injustamente a los productores, usando la leche para otros fines y engañando a los consumidores, convirtiéndose en escándalo nacional y haciendo llegar el caso al escritorio del expresidente, Felipe Calderón.