Abelardo Armendáriz, reconocido empresario y ex recaudador de rentas en Nuevo Casas Grandes, inclusive exfuncionario de la Secretaría de finanzas en el sexenio del ex gobernador Cesar Duarte, ahora resulta que ya “chapulineó” y ya es morenista y quiere la candidatura a la presidencia municipal de Casas Grandes pero por el partido “anticorrupción”.

Son fuertes los rumores de que este empresario de “abolengo” ya ha entablado charlas con personalidades del municipio de Casas Grandes, pidiendo el apoyo para poder lograr su candidatura, pero lo incongruente es que, por el partido MORENA, cuando de todos es sabido que estuvo trabajando en el área de finanzas en el sexenio del ex gobernador que ahora está detenido por supuestos malos manejos de los recursos del estado de Chihuahua.

Sin embargo, no nos debe extrañar ya que el partido que creó el presidente de la república AMLO, es el partido de la “absolución total”

Una vez entrando al partido MORENA se les quita lo corruptos o bien se les perdona todo su pasado vengan del partido que vengan.

En fin, aquí se demuestra que el “chapulineo” cada vez se pone más de moda y no importan los principios que tanto pregona MORENA.

Habrá que ver qué es lo que dicen los otros aspirantes cuyos nombres suenan y que residen en Casas Grandes y han realizado trabajo para el partido y que son Anuar Lucero, Manuela Carreón, y Miguel Tena, aunque pudiera darse la situación que desde la cúpula llegue la instrucción de que sea Abelardo el ungido.