UN POCO DE LA HISTORIA DE DON FLORENCIO HERNÁNDEZ TENA, CONOCIDO EN ESTE MUNICIPIO COMO, “DON LENCHITO”.

Comienza el año y en esta ocasión compartiremos un poquito de la historia de otra persona que radica desde pequeño en Nuevo Casas Grandes, que es otro ejemplo de trabajo, honestidad, perseverancia y deseos de seguir adelante a sus casi ocho décadas.

Por lo que en esta nota le expresamos nuestro reconocimiento y admiración.

Ahora les platicamos un poco de Don Florencio Hernández Tena o mejor conocido como ” Don Lenchito”.

El nace en Namiquipa, Chihuahua, un 13 de abril de 1942.

Desde muy pequeño llega a nuestro Municipio de Nuevo Casas Grandes y también comienza a trabajar desde muy temprana edad.

Él inicia realizando mandados en lo que antes llamábamos, “La Clínica 5 de mayo”, con el reconocido Doctor Alonso Bautista.

Después, él toma la iniciativa de acudir al Periódico de este Municipio, donde lo aceptan para la repartición de sus ediciones diarias y según comenta, ofreciéndole dos pesos por cada ejemplar que vendiera.

Lo que me parece más admirable de él, es que, al salir a las calles de este Municipio, de madrugada, obviamente sin que aún salga el sol, sin importar el clima que esté, es de las primeras personas y en ocasiones la única que nos “topamos”, iniciando a trabajar, con su característica alegría.

Creo que él se ha ganado de muchísimas personas de Nuevo Casas Grandes, mismas que ya lo esperan día a día.

Hay clientes que incluso por iniciativa propia, le dan algo extra, pero son escasas.

Fue inevitable preguntarle, cuando se levanta para salir a trabajar, a lo que él responde que hace poco se alistaba entre cuatro y cinco de la madrugada, alegre, cantando, “chiflando”, algo que a él lo caracteriza.

De ahí acudía por las ediciones que diariamente iba a repartir y comenzar su jornada alegremente.

Es tan tradicional ver a esté hombre antes del amanecer, en una bicicleta, en la que ingeniosamente carga también una escoba y los tirajes del día.

Es sorprendente para muchas personas el entusiasmo que tiene a la vida a pesar de su avanzada edad, es un ejemplo para muchos.

También nos comenta que recientemente enfermó de “Pulmonía “, pero como era de esperarse, “Don Lenchito”, se recuperó rápidamente.

Ahora como prevención a su salud en lugar de estar listo entre cuatro o cinco de la madrugada, él está listo a las seis y los ejemplares que antes acudía por ellos, se los traen.

Así que su vida cambió un poquito en lo que “Don Lenchito”, se encuentre mejor.

La escoba que siempre traía con él, la utilizaba para barrer algunos negocios en sus banquetas y más tarde, él pasaba y le daban alguna cantidad simbólica en agradecimiento, además producto de su trabajo.

También, esto cambió para él, porqué ya los médicos le prohibieron barrer, pero nunca deja de trabajar, se le ha observado también juntando botes, él comenta que seguirá laborando honradamente hasta que DIOS le permita.

Sin duda, “Don Lenchito”, seguirá siendo una persona muy querida, admirada y esperada día a día.

Nuestro reconocimiento a personas como él, que nos hacen ver el mundo desde otra perspectiva, ejemplos de vida y fortaleza.

Si alguien quiere conocerlo o se interesa en su historia, con las debidas precauciones, les compartimos con autorización su dirección.

Callejón Chihuahua #403, Colonia Centro, Nuevo Casas Grandes, Chihuahua.

Nuestro respeto y admiración para usted siempre, “Don Lenchito”.

Información: Letty Santellanes.