En octubre, los ingresos de los comercios al menudeo disminuyeron 1.4% frente al mes previo, mientras que en comparación con el décimo mes del año pasado la caída fue de 7.3%, informó el INEGI.

La Ciudad de México, que el pasado sábado pasado entró en semáforo rojo, que implica el cierre de comercios no esenciales, presentó en octubre una caída anual de las ventas minoristas de 10.3%, la segunda más alta en el país, solo después de Quintana Roo.

Mientras que el Estado de México, que también entró en semáforo rojo el sábado ante el aumento de los contagios, observó en el décimo mes del año un retroceso anual de 6.2%.

Con relación al personal ocupado, en octubre se registró un aumento de 0.3% frente a septiembre, en tanto que en el comparativo anual el rezago fue de 4.5%, mientras que las remuneraciones medias mejoraron 1.2% en el comparativo mensual y se redujeron 1.1% en el anual.

La caída de 1.4% en octubre es la segunda cifra más baja en el año, interrumpe una recuperación de este indicador de 5 meses consecutivos luego del desplome de abril y se ubica por debajo del estimado de los analistas, destacó Grupo Financiero Monex.

En lo que respecta a las ventas al mayoreo, los ingresos por suministro de bienes y servicios registraron un alza mensual de 1.1%, en tanto que, en comparación con el año pasado, la caída fue de 5.5%.

El personal ocupado en estos negocios mayoristas aumentó en el mes 0.2%, pero aún presenta un rezago de 2.2% frente a octubre de 2019, mientras que las remuneraciones medias pagadas disminuyeron 1.4% respecto del mes inmediato anterior, y 3.3% frente a octubre del año pasado.

Monex expuso que la caída estuvo influenciada principalmente por el retroceso en las ventas de la ANTAD de 1.3%, que tienen un gran peso en el indicador y por la caída pronunciada del rubro de esparcimiento de 3.2%, y destacó la baja mensual de 16% en las ventas de las tiendas departamentales, con lo que anulan gran parte del crecimiento de los últimos 2 meses y regresan a ubicarse 12.8% debajo de sus niveles de inicios de 2020.

En cambio, uno de los avances más destacados fue el de las ventas de bebidas, hielo y tabaco, con un incremento mensual de 6.8%, aunque todavía se ubican 11% debajo de como iniciaron el año, añadió Monex.

“Luego de 5 meses de recuperación, el cuarto trimestre no luce alentador para las ventas minoristas, pues las restricciones a la movilidad se han ido intensificando progresivamente y, sobre todo durante diciembre, la caída podría ampliarse. Así, las ventas ejemplifican los riesgos a los que se enfrentará el desempeño económico interno en el cierre del año, por lo que las exportaciones de los próximos meses serán fundamentales para la determinación de los resultados de 2020”, cerró el grupo financiero.