El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que una empresa que dependa de las Fuerzas Armadas tendrá el control y la operación de la red de aeropuertos en el sureste, como sería la nueva terminal de Tulum, lo que incluiría el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles” (AIFA) ya en construcción, así como de todo el proyecto del Tren Maya. Esto para cubrir dos objetivos fundamentales: apoyar las pensiones de soldados y marinos, asi como la seguridad en la región.

Junto con los gobernadores de Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán y Quintana Roo se firmo el Programa de Ordenamiento Territorial del Sureste, desde Tulum, Quintana Roo. Se destacó que es un elemento clave para que a partir de un proyecto como el Tren Maya se permita el desarrollo y el crecimiento de la región pero de forma ordenada.

El presidente dijo que a partir de dos propósitos muy puntuales es que las Fuerzas Armadas asumirían el control de las nuevas terminales aéreas y el Tren Maya:“Primero, tenemos que proteger esta obra para que no haya la tentación de privatizarla y que mejor que dejársela a las Fuerzas Armadas y que tenga como propósito financiar las pensiones… El segundo propósito para entregar el tren y los aeropuertos, debemos garantizar la seguridad y la región, debemos de cuidar que no tengamos ningún problema de seguridad, para que se garantice a todos los visitantes estar seguros..” dijo el mandatario.