Empresarios de la Ciudad de México lamentaron que la capital del país regrese al semáforo epidemiológico color rojo, puesto que ello significaría la pérdida de 10,000 establecimientos mercantiles, así como de 48, 554 millones de pesos

Autoridades locales y federales anunciaron este vieres que se suspenderán las actividades no esenciales en la Zona Metropolitana del Valle de México del 19 de diciembre de 2020 al 10 de enero de 2021 para disminuir los contagios de Covid-19.

Ante ello, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) CDMX refirió que esta medida pone en riesgo de cierre a 10,000 unidades económicas, las cuales se unirían a las casi 49,000 que cerraron sus cortinas en el último año.

La organización calificó al semáforo rojo como una medida “desesperada e incluso necesaria para detener los contagios y las muertes”, pero dijo que también pone en evidencia los esfuerzos insuficientes de las administraciones federales y locales para detener la propagación del virus.

“El confinamiento es una respuesta responsable ante el incremento de los contagios y muertes de las personas, pero el gobierno federal y de la Ciudad de México tienen ahora la responsabilidad ineludible por encontrar alternativas para reorientar una parte del gasto público y brindar apoyo a las empresas y a los trabajadores formales, tales como el salario solidario y seguro de desempleo a quienes enfrentarán la incertidumbre del inicio de año”, subrayó la Coparmex en un comunicado de prensa.

En ese sentido, llamó a la autoridad a retomar las 11 propuestas de la cámara patronal, entre las cuales están incentivos fiscales a las empresas.

Por su parte, la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) alertó que este cierre, del 19 de diciembre 2020 y el 10 de enero 2021, tendrá un impacto de 48 mil 554 millones de pesos en la capital del país.

El presidente de la organización, Nathan Poplawsky, respaldó al gobierno federal y de la CDMX, puesto que se dijo convencido de que la prioridad es salvar vidas.