Gustavo de Hoyos, presidente de la Comparmex, señaló que la propuesta empresarial es de aumentar la remuneración a 135.83 pesos, lo que representa poco más de 10 por ciento respecto al actual.

Sin embargo, destacó que el alza puede ser mayor si la administración federal se suma a la iniciativa con un aporte gubernamental.

“En Coparmex proponemos que el Salario Mínimo General para 2021 con la aportación de los empleadores llegue a $135.83 MN. Puede ser mayor si el Gobierno realiza una Aportación Gubernamental Extraordinaria por Covid-19 para cada trabajador. ¿Le entra o no Presidente López Obrador?”, dijo el directivo en su cuenta de Twitter.

A raíz de la propuesta del jefe del Ejecutivo federal, anunciada el 10 de diciembre, el sector empresarial mostró su descontento con una alza que la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) consideró “desproporcionada”.

“Estamos estudiando la situación económica general y la particular de las empresas para, en su momento, hacer nuestra propuesta ante el seno del Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos, que es la instancia tripartita a quien por ley corresponde fijar el aumento anual de los salarios mínimos, dijo Francisco Cervantes, presidente de la Concamin.

A partir de esta semana, la Coparmex ha solicitado a la administración de Andrés Manuel López Obrador cubrir parte de la subida del salario mínimo pretendida para 2021.

“Es momento de que el Gobierno asuma su rol como principal agente económico y demuestre su compromiso con los trabajadores más vulnerables”, dijo el organismo patronal en un comunicado a principios de la semana.

La Coparmex fue el organismo privado que encabezó las negociaciones para el aumento salarial de 16 por ciento en 2019 y de 20 por ciento para este año.