El Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó los lineamientos de candidaturas a diputaciones plurinominales para el 2021, donde obliga a los partidos políticos a postular a 21 indígenas, de las cuales 11 deberán ser mujeres.

En las elecciones de 2018, la obligación de los partidos era de postular a 13 personas de origen indígena en sus listas de plurinominales.

En los lineamientos aprobados por el Consejo General del INE se establece que los partidos deberán de incluir estas candidaturas en los primeros 10 puestos de sus listas de aspirantes a las diputaciones plurinominales.

La consejera Carla Humphrey opinó que “el proyecto es progresista porque tutela y potencia los derechos de la ciudadanía, pero de manera especial se tutela el derecho de las mujeres a una participación paritaria en condiciones libres de violencia y a las comunidades indígenas y pueblos originarios”.

En tanto, Mariana de Lachica Huerta, representante del Partido Acción Nacional, se mostró en desacuerdo a otorgar mayor representación a los indígenas al considerar que este grupo ya está representado por las fuerzas políticas y que el INE está invadiendo el ámbito constitucional de competencia del órgano legislativo que permite a los partidos tener autodeterminación y autoorganización, solo para “buscar reflectores” para crear “reservas indias”.

“Ustedes no pueden venir a abrir en el sistema de representación política convocatorias e imponiendo perfiles cual si fueran vacantes de empleo, en todo caso si eso es lo que se busca, los invitamos a que lo hagan así en sus convocatorias públicas, para integrar sus oficinas, para integrarse al servicio electoral mexicano, que ahí señoras y señores consejeros si tienen estas atribuciones”, dijo. Postura que fue respaldada por Ernesto Guerra, del PES, quienes advirtieron que esperarán la resolución del Tribunal Electoral.

Al respecto, el consejero Ciro Murayama calificó de “poca comunicación y cordialidad” la postura de la representante del PAN, luego de indicar que la ampliación a candidaturas indígenas se realiza con el único fin de conseguir “postulaciones competitivas para una mejor representación”.

En el tema paridad de género, el instituto electoral ratificó que los partidos políticos deberán postular fórmulas mixtas, únicamente cuando la persona propietaria sea hombre y la suplente mujer; obligar a los candidatos a firmar su 3de3 contra la violencia de género, y revisar que los posibles candidatos no estén en el registro nacional de personas sancionadas en materia de violencia política al momento de querer registrarse. Además, deberán encabezar con mujeres tres de las cinco listas plurinominales en la Cámara de Diputados.