La segunda etapa de implementación de la Reforma Laboral arrancó en otros 14 estados. Se trata de Aguascalientes, Baja California, Baja California Sur, Colima, Guanajuato, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Tlaxcala, Veracruz. Hidalgo lo hará a nivel estatal.

Estas entidades se suman a las primeras 8 que ya iniciaron sus operaciones este año en el nuevo modelo de democracia y justicia laboral, afirmó la titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde Luján.

“Demos inicio a los trabajos de coordinación con los Estados de la segunda etapa, para continuar con el proceso de transformación del nuevo modelo laboral, resultado de mujeres y hombres que lucharon por la democratización del mundo del trabajo que necesita de todos para empujar”, afirmó.

Venimos de un proceso complejo por la pandemia, pero aun así logramos que se pusiera en marcha en 8 entidades federativas inicialmente. “Hoy la experiencia acumulada de la primera etapa y el seguimiento permanente en su ejecución nos va permitir replicar, corregir, replantear acciones y estrategias de cumplimiento para hacerlas más eficientes y efectivas”, subrayó.

La funcionaria federal pidió a las autoridades estatales que se acompañe a los actores principales de las relaciones laborales, sindicatos y empresarios, para concientizarlos e informarles de qué se trata la reforma laboral, de sus obligaciones y derechos, de los alcances de los cambios del modelo que transforma por completo los esquemas del pasado y trae garantía de libertad. Democracia y acceso a la justicia para trabajadores y empresarios.

A su vez, el ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Fernando Franco González Salas, quien junto con la titular de la STPS, dieron el banderazo de salida a los trabajos de coordinación con las autoridades del Poder Judicial y Laborales, manifestó:

Las nuevas entidades deben realizar una armonización legislativa que contempla reformas a la Constitución Política de cada Estado (cuando sea aplicable) así como a creación de Centros de Conciliación y Tribunales Laborales locales, para la desaparición de las Juntas Locales de Conciliación y Arbitraje, entre otros.

Se informó que todos los Estados presentan ya avances en esta materia.

Y derivado del trabajo que se realiza para la implementación de la primera etapa, ya se cuenta con procesos sistematizados de planeación, con lo que se facilita el trabajo de las entidades para llevar a cabo los pasos necesarios para culminar con éxito la segunda etapa.

Estas entidades federativas se suman a Campeche, Chiapas, Durango, Estado de México, San Luis Potosí, Tabasco, Zacatecas e Hidalgo que iniciaron el cambio solo a nivel federal, con los que iniciaron el nuevo modelo de democracia y justicia laboral.