Les habla Edgar Ramírez, Agregado del Departamento de Seguridad Nacional en la Embajada de Estados Unidos en México. Las tazas de infección del Covid-19 a ambos lados de la frontera no permiten reducir las restricciones a los cruces fronterizos, por lo que nos vemos forzados a prorrogarlas nuevamente hasta el 21 de enero por lo menos.

Este año la celebración de las fiestas tiene que ser *moderada* para que en el futuro podamos volver a la alegría que las caracteriza, y para que los familiares que tanto queremos sigan con nosotros.

Una vez más: una pandemia global NO es el momento para ir de compras, de paseo o a visitar a la familia del otro lado de la frontera.  Y el migrar ilegalmente en estos tiempos de pandemia, y ponerse en manos de traficantes, no es una solución sino la peor decisión”.