León.- La octava se queda en el Bajío. León es el campeón del Guard1anes 2020 de la Liga MX y por fin la era Nacho Ambriz es redondeada con ese título que hace un año no pudo ser.

Quien lo iba a decir, un “Puma” acabó liquidando a los de su propia especie, así como Yairo Moreno que no había jugado en toda la liguilla por lesión. Fue 2 a 1 en la vuelta, 3-1 global y el futbol terminó siendo justo porque la gloria quedó para quien mejor lo hizo a lo largo del semestre. Ya será en otra ocasión para unos Pumas que fueron rompiendo quinielas en una atípica campaña que tristemente no gozó del jugador número 12 en las tribunas.

El inicio esmeralda resultó vertiginoso, metiendo al rival en propia área, pero también fue una montaña rusa de emociones, primero con la lesión de Mena que minutos después tendría que abandonar el campo lesionado y luego el rugido del “Puma” Gigliotti que con un tiro cruzado acabó por doblarle la mano a Talavera.

León lo ganaba, pero al mismo tiempo la mala suerte de perder a su “Ángel del Gol” en el amanecer del compromiso, prácticamente la misma película de la final contra Tigres, donde el ecuatoriano apenas y pudo aguantar media hora.

Gigliotti a la media vuelta tuvo el segundo, pero ahora sí “Tala” estuvo atento, mientras que en lo que fue un auténtico gol en defensa, Nacho González, en su partido del adiós, con una barrida exacta dentro del área chica le alcanzó a sacar la redonda a Vigón, en la que significó una las aproximaciones más peligrosas para los universitarios durante la parte inicial.

Y si Ambriz tuvo que quemar un cartucho, del otro lado Lillini también hizo lo propio, pero en un ajuste meramente estratégico al mandar a Iturbe en sustitución de Gutiérrez. Antes del entretiempo los verdes cederían algo de protagonismo al retrasar al “Avión” Ramírez con la presencia de Campbell, lo que aprovechó Pumas para inclinar más balanza.