La Comisión Bicamaral de Seguridad Nacional del Congreso de la Unión adelantó que en la reforma a la Ley de Seguridad pondrán especial atención a la transparencia de agentes extranjeros, de los informes que se rindan a las embajadas, a la Secretaría de Relaciones Exteriores, y a que ningún elemento tendrá inmunidad.

Consultados por El Sol de México, los diputados Ulises Murguía Soto y Francisco Javier Huacus Esquivel, presidente e integrante de esa instancia legislativa, respectivamente, coincidieron en que la reforma del Ejecutivo federal viene a regular vacíos y acabar con acuerdos por debajo de la mesa.

Murguía Soto comentó que el propósito de reforma la Ley de Seguridad Nacional es regular la participación y actuación que tendrán los agentes del extranjero dentro de nuestro territorio y limitar el intercambio de información.

No se permitirá por ningún motivo a los agentes del extranjero desarrollar actividades de investigación, tampoco realizar alguna actividad operativa o policiaca. Estas adiciones a la ley también para garantizar la soberanía de nuestro país y evitar los abusos y excesos.

El diputado de Morena destacó que la propuesta presidencial propone qué los agentes extranjeros no tengan ningún tipo de inmunidad o de protección, en caso que cometan algún delito o alguna infracción, cuando se encuentren dentro de la República mexicana y ejecuten acciones que no tienen permitidas.

También se instruye en la Ley de Seguridad Nacional que todas las comunicaciones, reuniones, intercambios de información y llamadas telefónicas que tengan los agentes en el extranjero con autoridades mexicanas de cualquier nivel de gobierno, tendrán que ser informadas por escrito a la Secretaria de Relaciones Exteriores y a la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana.