Un hombre murió tras sufrir un paro cardíaco, según señalaron agentes de la Policía Municipal que atendieron el llamado de emergencia.


El deceso ocurrió cuando el hombre de aproximadamente 60 años de edad acudía a su trabajo, sin embargo, se desvaneció sobre la banqueta de la calle Monte Blanco a pocos metros del bulevar Manuel Talamás Camandari.


Su cuerpo quedó en a un costado de un supermercado, por lo que cientos de curiosos rodearon la escena del crimen, ya que en un principio se había manejado que se trataba de un hecho violento, según el relato de algunos de los presentes.

Hasta el sitio arribaron agentes de la Fiscalía General del Estado (FGE) para recibir el reporte policíaco de los municipales e iniciar con las indagatorias y dar paso al Servicio Médico Forense, para llevarlo a sus instalaciones y realizarle la necropsia de ley.