Al igual que con los casinos, las autoridades deben considerar la reapertura controlada de gimnasios porque, en este último caso, además de reactivar una importante actividad económica, el acondicionamiento físico abona a la prevención de la salud, señaló el diputado Omar Bazán.

Propietarios de gimnasios pidieron la intervención de Omar Bazán para lograr que el Gobierno del Estado considere su reapertura con un aforo del 30 por ciento y observando los más estrictos controles de seguridad sanitaria.

El legislador priista envió un oficio al gobernador Javier Corral donde expone las demandas de este sector económico de Chihuahua.

Con la implementación del semáforo naranja restrictivo anunciado ayer, vale la pena revisar el planteamiento que han venido haciendo los propietarios de gimnasios, indicó el también dirigente estatal del PRI.

Se trata de reactivar una actividad económica que abona a la preservación de la salud física y emocional, indicó Omar Bazán.

La Asociación Red Mexicana de Salud, Cultura Física y Deporte A.C., informa que cuenta con superficies suficientemente amplias para respetar y mantener la sana distancia de los usuarios durante el desarrollo de sus actividades físicas y de circulación, además de aire lavado.

Con la distribución del equipo que tienen y con el entrenamiento por citas, controlan la cantidad de personas dentro y afuera de las instalaciones, evitando así cualquier aglomeración.

En los gimnasios se establecieron como nueva normalidad horarios restringidos los cuales son de una hora máximo de duración y dando media hora para realizar la sanitación general de todos los aparatos y superficies.

Todos los gimnasios cuentan con un control de entrada y salida en tiempo real y un registro de toda la información personal de todos sus usuarios.

Entre las medidas de seguridad adoptadas en los gimnasios para llamada nueva normalidad, destaca

  1. Primer filtro: para ingresar al gimnasio se pasa sobre el tapete sanitizante.
  2. Segundo filtro: Se toma la temperatura a cada usuario antes de ingresar.
  3. A todos los socios se les pide que traigan dos toallas.
  4. No se permite alternar aparatos
  5. Se desinfectan las instalaciones de manera general y diariamente mínimo cada dos horas con desinfectante de sales cuaternarias de amonio.
  6. Se cuenta con múltiples estaciones con papel y aspersores con desinfectante para utilicen los socios en el equipo o maquinas que estos utilicen; además habrá aspersores extras en todas las áreas, así como despachadores de toallas desechables y gel anti bacterial.
  7. En los baños se cuenta con los despachadores tanto de jabón como de papel, cuidando que siempre haya suficiente.
  8. Los empleados están todo momento usando cubre bocas y guantes y manteniendo sana distancia de las personas.
  9. Todos los empleados están certificados con el de curso COVID-19 impartido por el IMSS.
  10. Los aparatos estarán separados y señalados para ubicar los lugres donde se puede entrenar y circular, siendo la distancia mínima recomendada de 1 metro con 30 centímetros entre cada equipo.

Para evitar que se emitan más secreciones respiratorias por el esfuerzo realizado, en el gremio resolvieron dos medidas efectivas:

1.- Modificar las rutinas haciéndolas de bajo impacto en todas y cada una de las disciplinas.

2.- El uso del cubre bocas obligatorio

Lo anterior debe ser evaluado por las autoridades competentes para la toma de decisiones a la brevedad pues es un justo reclamo, sostuvo el legislador priista.