Entrenadores de distintos de la ciudad gimnasios se agruparon para protestar en contra de las restricciones que les aplican las autoridades y que los obligaron a cerrarlos.


Alrededor de 100 personas, entre entrenadores, encargados y usuarios de los gimnasios se juntaron en el estacionamiento del Estado Olímpico Benito Juárez para desde ahí marchar hacia las oficinas de Gobierno del
Estado, en Pueblito Mexicano.


De manera precisa los encargados exigen la apertura de los establecimientos porque económicamente están al borde de la quiebra, por la falta de ingresos para pagar rentas, servicios y salarios.


Mientras tanto, usuarios y entrenadores argumentaron que también se trata de cuestiones de salud el poder realizar sus respectivos ejercicios y para ello acatarán todas las medidas necesarias para evitar los contagios
del coronavirus.


Señalaron que en países como Estados Unidos y también de Europa, donde ha afectado seriamente la pandemia, autorizaron la apertura de negocios siguiendo estrictas recomendaciones, que de igual manera en esta ciudad se pudieran aplicar.