Mientras en 2019 se registraron 114 mil 924 casos de neumonía y bronconeumonía, para la semana epidemiológica 45 de 2020 se reportan 127 mil 651, es decir, 12 mil 727 más, según reportes epidemiológicos.

Para el alergólogo e infectólogo Gerardo López, director de Asistencia Pediátrica Integral y miembro de la Academia Mexicana de Pediatría, esto revela que existe un subregistro de casos de Covid-19 y ha originado que no se interrumpa la cadena de contagios.

“Evidentemente hay un (subregistro). Eso lo saben ellos, y lo sabemos nosotros, porque no se están haciendo a todos los pacientes pruebas de diagnóstico”, indicó.

“Por ejemplo, si llego a casa infectado tras haberme ido a trabajar y tengo síntomas y no me hacen la prueba hasta que me sienta muy mal, voy a contagiar a mi esposa, a mis hijos. Es una decisión de la autoridad sanitaria y no se ha revertido porque es una decisión ejecutiva, pero la gran mayoría de los expertos establecen que esto se debe revertir con exámenes de identificación. Pero la postura ha llevado al subregistro”.

El especialista subrayó que es imperativo incrementar el número de pruebas de diagnóstico de Covid-19 en el País, especialmente con la entrada de la temporada de influenza.

Señaló que los virus de Covid-19 y de influenza se parecen en un 99 por ciento y por ello en un principio es muy difícil diferenciarlos, por eso es obligado la identificación con una prueba.

Durante su participación en el foro virtual Comorbilidad e Inmunidad, denunció la carencia en el sector salud privado de la vacuna tetravalente contra influenza.

Explicó que cualquier vacuna contra influenza es buena, pero la que aplica el Gobierno es trivalente, es decir, incluye protección contra dos virus A y uno B; mientras que la que se elabora para el sector privado incluye protección contra dos virus A y dos virus B, pero su costo es mayor.

Apuntó que en temporadas pasadas la vacuna tetravalente estaba disponible en el sector privado desde octubre, pero en este momento no.

“¿Por qué no hay ante una crisis de salud grave? Esto es algo verdaderamente serio y espantoso que no debe tolerarse. La autoridad dice que es un problema entre particulares, pero esto es un problema de salud pública”, subrayó.