María creció violencia desde niña, a los seis años su madre fue asesinada por su padrastro cuando intentó defenderla al darse cuenta que era violada por él.

Se estima que del 100% de las mujeres violadas, el 35% son niñas de entre 3 y 6 años de edad, las cuales son víctimas en su propia casa.

La pesadilla de María no terminó cuando su madre murió, se casó cuando aún cursaba el tercer grado de secundaria y se repitió el patrón de violencia, pues una vez la dejó encerrada o la golpeaba por celos.

Pero la violencia no es solo la que deja marcas en el cuerpo, no siempre son marcas visibles, hay violencias psicológicas, laborales, pueden ser insultos.

Este tipo de violencia no respeta clases sociales, pues según el INEGI, 3 de cada 5 mujeres en México reportan haber vivido algún tipo de violencia.

A través de una serie de conferencias Tv Azteca lanzó la campaña “Efecto mariposa contra la violencia” la cual está encaminada a ayudar a las mujeres que necesitan información y en su caso refugio y ayuda jurídica para poder salir de los entornos violentos que pudieran tener en sus casa.