Por los delitos de narcomenudeo y posesión de armas de fuego, fue vinculado ayer a proceso penal César Ulises R.J., alias “Cabezón” o “El 309”, junto a otros cuatro presuntos integrantes de una célula criminal que fue detenida el pasado 14 de noviembre en el municipio de Allende.

Previamente el juez de Control le impuso al acusado la medida cautelar de prisión preventiva, por lo que todos los integrantes de este grupo regresaron al Cereso número Uno de Aquiles Serdán.

Cabe mencionar que a pesar de que “El Cabezón” es investigado por el asesinato del líder de la Coparmex en Hidalgo del Parral, Uriel Loya Deister; hasta este fin de semana no se la ha acusado formalmente de dicho ilícito. Los delitos por los cuales los detenidos serán procesados son delitos contra la salud en su modalidad de narcomenudeo bajo la variante de posesión simple. Asimismo por el delito contemplado en el artículo 212 bis del Código Penal, y portación de arma de fuego de uso exclusivo del ejército.

Dentro de la causa penal 2756/2020 quedaron formalmente presos Jacinto A. C., Roberto G., Luis Enrique U. C. y Ricardo Arturo E. E., asimismo se fijó un plazo de tres meses para el cierre de la carpeta de investigación.

Extraoficialmente se había manejado la versión de que la fiscalía le ejecutó una orden de aprehensión a “El 309” en el Cereso por el delito de secuestro y homicidio de una persona, pero la FGE no precisó.

El agente del Ministerio Público les formuló imputación a las cinco personas, a quienes les aseguraron un arsenal, material explosivo y equipo táctico. Los acusados fueron capturados en un domicilio ubicado en la calle Ismael Martínez y avenida División del Norte, a quienes les fue asegurada mariguana, cocaína, equipo de radiocomunicación y equipo táctico, teléfonos celulares, uniformes tipo militar.