Algunas tiendas de la cadena comercial soriana, dejaron de vender
artículos no esenciales, para lo cual cerraron con cinta amarilla algunas áreas.


Espacios como los de ropa, juguetería, artículos del hogar y electrónica, fueron
cerrados para su acceso, como fue el caso de la sucursal tecnológico.


De acuerdo a empleados del lugar, la restricción la hicieron para evitar
aglomeraciones de clientes desde el pasado toque de queda, decidiendo dejarla así
por unos días más.


Para poder adquirir alguno de estos productos, los clientes deben de comunicarse a
un número telefónico para que la mercancía sea entregada hasta sus hogares.