Samuel Little, considerado por el FBI como el peor asesino serial de Estados Unidos por cometer 93 homicidios, confesó que cometió el crimen por el cual un inocente pasó 22 años en prisión.

New York Post publicó historia acerca del “asesino serial más prolífico”, quien admitió que mató a una joven de 17 años por el cual responsabilizaron a un hombre inocente, enviado a prisión por 22 años.

El criminal de más de 80 años confesó que él asesinó a Dorothy Gibson, joven de 17 años a quien encontraron estrangulada a las afueras hotel en Miami en 1977.

La Oficina del Fiscal de Estado de Florida con sede en Miami-Dade confirmó que el monstruo cometió aquel asesinato.

Por el crimen arrestaron a Jerry Frank Townsend, una persona con problemas mentales quien falsamente confesó que asesinó a la joven Gibson.

Townsend pasó 22 años en prisión y fue liberado hasta el 2001.